Flag of El Salvador

RESPUESTA A DESASTRES NATURALES

Language: English | Spanish

CONTEXTO

Según los informes del PNUD, el 88.7 por ciento del territorio de El Salvador es susceptible a graves impactos de desastres naturales y aproximadamente el 95.4 por ciento de la población de El Salvador está expuesta a cierto nivel de riesgo. Los desastres afectan el capital físico y humano y, en última instancia, reducen las tasas de crecimiento del PIB y la tasa de ahorro interno.

USAID ha brindado ayuda humanitaria a El Salvador a lo largo de la últimas decadas. En los últimos 30 años, USAID ha proporcionado aproximadamente $400 millones para rehabilitar y reconstruir infraestructura dañada por desastres naturales.

Desde los efectos desastrosos del huracán Mitch en 1998 y otros fenómenos naturales que afectaron a el país, hasta los terremotos de 2001 y las inundaciones causadas por la tormenta tropical Stan y la erupción simultánea del volcán de Santa Ana (Ilamatepec) en 2005, USAID ha jugado un papel clave en la prestación de ayuda en casos de desastre. Recientemente, el gobierno de los Estados Unidos realizó esfuerzos de ayuda inmediatos y a largo plazo después de la tormenta tropical Ida en noviembre de 2009 y la tormenta tropical 12-E en octubre de 2011.

DESCRIPCIÓN

Preparación para Desastres Naturales

USAID / OFDA proporcionó casi $150,000 a la Cruz Roja Salvadoreña para garantizar que las comunidades, escuelas y agencias de protección civil en las proximidades del Volcán Chaparrastique de El Salvador, que entró en erupción en diciembre de 2013, estuvieran listas para responder a desastres. El proyecto, que beneficio a cerca de 6,400 personas, incluyó actividades como la capacitación en primeros auxilios; la formación de comités comunitarios y planes de desastre; instalación de sistemas de alerta temprana; y simulacros y ejercicios de simulación para reforzar la preparación de las comunidades para enfrentar futuras emergencias.

USAID / OFDA también proporcionó $150,000 para fortalecer las capacidades de reacción  y respuesta a desastres de la comunidad en Isla de Méndez, y así, poder recuperarse del impacto de  tsunamis e inundaciones. El objetivo del proyecto fue llegar a cerca de 2,500 personas durante un período de nueve meses para mejorar la comprensión de la población sobre los tsunamis y mejorar sus capacidades de respuesta. Las actividades principales del proyecto incluyeron una variedad de sesiones de desarrollo de capacidades con niños y adultos, un sistema de alerta temprana vinculado a los sistemas de alerta nacionales y regionales, y el diseño y construcción de una instalación de refugio temporal elevada dentro de la comunidad de Isla de Méndez.

Tormenta Tropical 12-E: Octubre 2011

En octubre de 2011, la tormenta tropical 12-E causó inundaciones y deslaves en todo El Salvador. USAID proporcionó un total de $621,151 en respuesta de emergencia para refugios temporales, agua, kits de higiene y actividades educativas y recreativas temporales en refugios.

Tormenta tropical Ida: 8 de Noviembre 2009

El gobierno de los EE. UU., a través de USAID, proporcionó $ 25 millones para ayuda de emergencia y reconstrucción para reparar puentes, escuelas e unidades de salud después de los efectos devastadores de la tormenta tropical Ida, que causaron graves daños y pérdidas de vidas en cinco de los 14 departamentos de El Salvador: San Salvador , La Paz, Cuscatlán, San Vicente y La Libertad.

La asistencia de la tormenta tropical Ida incluyó la reconstrucción del puente de San Antonio en La Liberada, el puente de Acahuapa en San Vicente, siete escuelas y una clínica de salud.

Erupción del volcán Tormenta tropical Stan y Santa Ana (Ilamatepec): Octubre 2005

Las inundaciones severas causadas por la tormenta tropical Stan, junto con la erupción del volcán Ilamatepec a principios de octubre de 2005, afectaron aproximadamente a la mitad de la población de El Salvador. USAID proporcionó suministros de emergencia: colchones, mantas, kits de higiene y refugios temporales.

Después de la erupción del volcán Ilamatepec, USAID desarrolló un programa que fortaleció la mitigación de riesgos y la gestión de desastres en los municipios directamente afectados por el volcán Ilamatepec. En coordinación con el Sistema Nacional de Protección Civil y los Ministerios de Educación y Salud, el programa promovió actividades de respuesta a emergencias; albergues equipados, centros de operaciones, y brigadas de emergencia.

Terremotos: 13 de Enero de 2001 y 13 de Febrero de 2001.

Durante la etapa de emergencia, de enero a mayo de 2001, el Gobierno de los Estados Unidos proporcionó $20.5 millones en asistencia. USAID proporcionó 23,000 casas temporales, 33 escuelas temporales, 12 hospitales y clínicas temporales, agua, alimentos, colchones, medicamentos y equipos de emergencia y otros suministros de emergencia.

El programa de reconstrucción de $170 millones de USAID brindó asistencia a más de 1,000 comunidades afectadas. El programa construyó 26,872 viviendas permanentes para familias afectadas por los terremotos, reconstruyó 53 escuelas, 19 ayuntamientos, cinco unidades de salud y tres mercados, entre otras infraestructuras. Cerca de 14,000 pequeños agricultores recibieron asistencia para mejorar y generar valor agregado a su producción para ayudar a aumentar los ingresos, lo que también generó 5,000 empleos nuevos. USAID también brindó asistencia a pequeñas y micro empresas e instituciones microfinancieras. Aproximadamente 152,000 niños y ancianos fueron alimentados bajo un programa de distribución de alimentos durante un año.

Huracán Mitch: 30 de Octubre de 1998

Inmediatamente después del huracán Mitch, USAID proporcionó $5.5 millones para asistencia humanitaria, y $1.1 millones para agua y saneamiento. Durante la fase de emergencia, USAID reconstruyó más de 4,600 pozos, 4,750 letrinas y reparó los sistemas de agua para 10,600 beneficiarios. Durante la fase de reconstrucción, se invirtierón $25.8 para realizar 51 proyectos de infraestructura, incluyendo refugios en escuelas, clínicas, puentes y caminos rurales, que beneficiaron a más de 79,000 personas. Más de 5.500 agricultores recibieron asistencia agrícola y capacitación. USAID construyó 500 casas nuevas y se reconstruyeron 79 escuelas. Además, se repararon 136 kilómetros de caminos rurales y se instalaron 205 kilómetros de líneas de distribución eléctrica. 

Last updated: July 17, 2019

Share This Page