ALIANZA CACAO EL SALVADOR

La Alianza Cacao de USAID con The Howard G. Buffett Foundation, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y Catholic Relief Services (CRS) apoya a aproximadamente 6,500 pequeños productores para reactivar la producción y la exportación del cacao en El Salvador, lo cual incrementará sus ingresos y los empleos y contribuirá a reducir la migración irregular.

A pesar de la importancia del cacao en la Mesoamérica precolombina como cultivo y primera moneda en la región, su producción actual es casi inexistente en El Salvador. La inversión de los sectores público y privado en el cacao ha estado ausente en gran medida por el limitado acceso a material genético y la falta de conocimiento sobre su producción y procesamiento. No obstante, El Salvador tiene el potencial de producir cacao de especialidad y alta calidad, el cual tiene una gran demanda en el mercado. El cacao también ofrece una alternativa viable para los productores de café afectados por la enfermedad de la roya. Al reactivar el cacao, El Salvador puede aumentar los medios de vida de los productores y generar fuentes de empleo tan necesarias para ayudar a reducir la migración irregular.

La Alianza, liderada por CRS, incluye a Lutheran World Relief (LWR), CLUSA-El Salvador y Cáritas El Salvador. La Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) y el Gobierno de El Salvador también apoyan este esfuerzo.

El proyecto busca impulsar la agricultura y el crecimiento económico en 109 municipios al convertir a El Salvador en productor y exportador de cacao fino de aroma de alta calidad. Se prevé que la reactivación del cacao aumente los ingresos y la seguridad alimentaria de los agricultores y que genere hasta 13,000 empleos en la cadena de valor del cacao (producción agrícola, distribución y procesamiento).

Con la cooperación de USAID, también se está incrementando la biodiversidad al restaurar bosques y generar resiliencia al cambio climático. A través de asistencia técnica a pequeños productores, aproximadamente 6,500 hectáreas de cacao serán cultivadas bajo diversos sistemas agroforestales. El cacao también es un cultivo  alternativo  para caficultores en zonas de baja altitud que han resultado afectadas por la roya del café, la cual ha causado grandes pérdidas en dicho cultivo.

Al capacitar a organizaciones de productores, apoyar un marco de políticas nacionales y formar capacidad institucional en la cadena de valor del cacao, los productores tendrán mejores oportunidades de competir en el mercado internacional del cacao.

 

 

Date 
Wednesday, September 4, 2019 - 10:00am

Last updated: September 04, 2019