Remarks by USAID Deputy Assistant Administrator for Latin America and the Caribbean Mark Lopes at the Free Trade Conference in Nicaragua

Tuesday, April 5, 2011
Subject 
Fifth Anniversary of the Central America-Dominican Republic Free Trade Agreement (CAFTA-DR)

(en Español; no English translation was provided)

Quisiera reconocer a Janet Ballantyne, quien está aquí, ella tiene una larga historia aquí en Nicaragua y fue mi primer jefe en USAID. Bienvenida. Estoy muy contento de estar aquí con ustedes. Tal como Norma les contó, este es mi tercer viaje a Nicaragua. La primera vez que estuve aquí fue en 1992 y la segunda vez en el 2008. Por supuesto que he notado muchos cambios desde entonces – hoteles nuevos, centros comerciales y muchísimos más carros en las calles. Una de las cosas que más me sorprendió fue encontrar que en el lugar donde estaba antes la Embajada de los Estados Unidos, ahora opera un “call center”. ¡Es interesante ver cuánto estamos comprometidos para generar más empleos aquí!

Planifiqué mi viaje esta vez de forma que coincidiera con este evento y para ver de primera mano los avances que ha tenido el CAFTA-DR.

Me emociona también hacer esta visita después del viaje del Presidente Obama. Lo clave del viaje del Presidente, a mi juicio, es el reconocimiento mundial de que América Latina es una región con un crecimiento dinámico, la cual aporta cada vez más a la prosperidad y a la seguridad global.

Hace cincuenta años, la Alianza para el Progreso del Presidente Kennedy invirtió miles de millones de dólares para que los pueblos de la región pudiesen satisfacer sus necesidades básicas. Sin embargo, como dijera el Presidente Obama el mes pasado, ese programa era el adecuado para esa época, pero, las realidades de nuestra época y las nuevas capacidades que se reflejan en esta sala, requieren de algo diferente.

Hoy, quiero hablar sobre algunos puntos de esta relación diferente y como debemos avanzar juntos.

En la actualidad, nuestro hemisferio es más próspero, más democrático y más independiente que nunca. Las prácticas de administración financiera han generado un crecimiento económico fuerte.

Gracias a un mayor acceso a la educación y a programas sociales innovadores, en muchos países ha disminuido la pobreza – y aún más importante, es, que los ciudadanos están mejor organizados y los gobiernos responden más a sus necesidades.

El mejor ejemplo de ello es, por supuesto, Brasil – un país que ha salido de una dictadura de años, hasta convertirse en una potencia económica importante. La cosa que quisiera subrayar es que, Brasil nos demuestra que el espíritu del capitalismo puede prosperar a la vez que prospera el espíritu de la justicia social.

Millones de personas han sido sacadas de la pobreza y más de la mitad de la población se considera de clase media. Hoy en día, Brasil está situado como la séptima economía del mundo.

Sin embargo, en general los gobiernos no están recaudando los ingresos necesarios para poder brindar servicios básicos. Nuestra Secretaria de Estado ha mencionado este tema mientras ella viajaba por la región. Esto hace aún menos efectivas a las instituciones estatales débiles. Y por supuesto la región todavía tiene altas tasas de pobreza y desigualdad y muchas economías no se han diversificado y mantienen escasas capacidades productivas.

Y un tema que seguramente les preocupa mucho a ustedes es el tema de la seguridad. Lo interesante es que los indicadores de Nicaragua no son tan malos como los del resto de la región, pero entiendo que la tasa de criminalidad está aumentando y el tráfico de drogas en la Costa Caribe es preocupante. Voy a hablar en unos minutos sobre unas iniciativas que corresponden a este tema.

Entonces, ¿Cómo calza el CAFTA en todo esto?

Un mayor comercio que da lugar a un crecimiento económico de base amplia, puede ayudar en muchos de estos campos. Es por ello que consideramos el CAFTA-DR como un componente clave para nuestra actividad e inversiones futuras, tanto en los países de CAFTA-DR como en los Estados Unidos.

Esto no quiere decir que el CAFTA va a solucionar todo, pero que si tenemos como fundamento de la solución un crecimiento económico de base amplia, ejecutado en conjunto con políticas públicas bien definidas, esto puede llevarnos donde queremos llegar.

Hay numerosos ejemplos de países como Corea del Sur, Ghana, y en nuestro hemisferio - México, Brasil y Chile, que han instrumentado reformas aduaneras, estabilización fiscal, tasas cambiarias flexibles y mercados laborales abiertos, y que ahora experimentan los beneficios de una mayor actividad comercial y del aumento en las inversiones.

Aquí en Nicaragua, en sólo cinco años de vigencia del CAFTA, las exportaciones a Estados Unidos han aumentado en un setenta y uno por ciento y son ciento treinta veces más de lo que eran cuando visité Nicaragua por primera vez, pasando de $15 millones de dólares en 1990 a más de $2,000 millones de dólares en el 2010. Esto indica que los nicaragüenses están invirtiendo en sus propios negocios. Esto también significa más trabajos y mayores ingresos. Hay muchas historias de éxito de productores nicaragüenses, grandes y pequeños, industriales y agrícolas, cuyas exportaciones hacia los Estados Unidos y otros países miembros de CAFTA-DR han aumentado en volumen y en valor.

Quisiera llamar la atención a un par de pequeños negocios porque para mí, estos negocios ilustran las oportunidades que el CAFTA ofrece – los grandes y pequeños pueden competir.

Chiles de Nicaragua, una pequeña empresa, está exportando chiles nicaragüenses a la famosa compañía de salsa de tabasco de Luisiana McIlhenny Tabasco Sauce Company. Estas exportaciones significan mayores ventas e ingresos para más de setecientos pequeños productores quienes suplen a Chiles de Nicaragua. Esta empresa también está apoyando con insumos agrícolas, maquinaria y sistemas de riego a los pequeños agricultores para hacerlos más competitivos. A su vez, los agricultores están aumentando su producción y generando más empleos en sus comunidades.

Vegyfrut es otra pequeña empresa que ha estado exportando mini vegetales a los Estados Unidos. El mes pasado exportó cuatrocientas toneladas de sandía sin semilla a los Estados Unidos y proyecta triplicar esa cantidad en el próximo ciclo productivo.

Esta buena noticia se logró gracias a la garantía de mercados bajo el CAFTA-DR y la percepción en los Estados Unidos de que un productor nicaragüense es un suplidor confiable de productos de alta calidad.

Estas dos pequeñas empresas están contribuyendo a que muchos productores pasen de la agricultura de subsistencia a la agricultura comercial.

Lo que quisiera destacar es que las compañías nicaragüenses que se han beneficiado a través de nuestros programas de CAFTA-DR, son las responsables de todo ello. A todas luces, estamos rompiendo el viejo modelo de desarrollo donante-beneficiario para pasar a un modelo de desarrollo asociativo que promueve la prosperidad y oportunidades para ambos.

Primero, déjenme decirles claramente: lo que hace USAID no es caridad, no es caridad.

Nuestro slogan dice “Del pueblo de los Estados Unidos”

Sí, nuestros programas reflejan la generosidad del pueblo estadounidense, pero nuestra participación e inversión de recursos no sólo son del pueblo de los Estados Unidos – sino que también son para el pueblo de los Estados Unidos.

Cuando ayudamos a que pequeños agricultores y pequeños negocios nicaragüenses accedan a nuevos mercados, también ayudamos a desarrollar mercados para nuestros productos de Estados Unidos. Porque cuando los negocios son más prósperos aquí, éstos pueden comprar maquinaria y otros insumos de los Estados Unidos. Esto se traduce en más trabajos tanto en los Estados Unidos como en Nicaragua, y en gente con mayor poder de compra en ambos países.

Cuando apoyamos a agricultores en áreas cocaleras de Colombia para que cultiven productos legales, o a jóvenes centroamericanos en riesgo para que realicen actividades constructivas, ayudamos a sus países Y ayudamos a impedir el flujo de drogas hacia nuestras comunidades.

Tal como lo señaló el Presidente Obama en Santiago, nosotros exportamos más de tres veces a América Latina que lo que exportamos a China. Y nuestras exportaciones a América Latina están creciendo más rápido que nuestras exportaciones al resto del mundo, y pronto esas exportaciones van a apoyar más de dos millones de trabajos en los Estados Unidos. De tal manera que voy a reiterar lo expresado por él: Cuando América Latina es más próspera, Estados Unidos es más próspero.

Ahora quisiera hablar sobre otro tema importante para la región que afecta directamente el clima de negocios—la seguridad.

En las encuestas ciudadanas en la región, uno de los temas que preocupa más a la gente es la seguridad pública. Como parte de nuestro compromiso en ese tema, el Presidente Obama anunció una Asociación Centroamericana de Seguridad Ciudadana. Esta iniciativa busca hacerle frente a los narcotraficantes y a las pandillas que amenazan a todos los países de la región y a los Estados Unidos. Esta Asociación trata de coordinar con los gobiernos de Canadá, México, Colombia, Chile, España, la Unión Europea, e instituciones como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, la OEA y las Naciones Unidas.

Juntos, vamos a apoyar las necesidades identificadas en la estrategia del SICA. También, - y el componente que quisiera subrayar con ustedes - vamos a trabajar con el sector privado para movilizar apoyo para los recursos necesarios y promover la participación en alianzas público-privadas para apoyar actividades de prevención y actividades que trabajen a nivel comunitario.

En El Salvador, por ejemplo, estamos en el proceso de finalizar una alianza público-privada que va a unir los recursos del sector privado - a través de fundaciones salvadoreñas - junto con recursos nuestros, como contrapartida de 3 a 1, para invertir en actividades de prevención en comunidades de alta tasa de violencia y con jóvenes en alto riesgo.

El Gobierno de El Salvador también es un socio clave para trabajar en coordinación con el sector privado en la prevención social.

También estamos trabajando en Panamá para crear una “Mesa de Prevención” para coordinar y unificar los recursos orientados hacia iniciativas de prevención de la delincuencia junto a los líderes del sector privado panameño.

En Guatemala y Honduras, durante los últimos años, hemos llevado a cabo programas de inserción laboral juntando a ex miembros de pandillas con compañías del sector privado para encontrarles un trabajo nuevo.

Aquí en Nicaragua, nuestro gobierno ha estado trabajando con las fuerzas armadas nicaragüenses para interrumpir el tráfico de drogas. Y mediante un programa de USAID, estamos llegando a los jóvenes en riesgo antes de que sean víctimas de las drogas.

Esa iniciativa es algo que me gustaría explorar en todos los países de la región. Me gustaría seguir hablando con ustedes del sector privado para ver como unir nuestros esfuerzos para llevar a cabo algunos proyectos parecidos.

En conclusión, quisiera felicitar al Gobierno de Nicaragua y al sector privado por los logros alcanzado en estos primeros cinco años de CAFTA-DR. Estados Unidos valora a Nicaragua como un socio en el hemisferio que compartimos. Es nuestro deseo que el CAFTA refuerce nuestros lazos de amistad mediante la expansión del comercio y el fortalecimiento de la seguridad y la democracia.

En su discurso sobre el estado de la nación el pasado mes de enero, el Presidente Obama dijo: “Estados Unidos se trata de pequeños negocios que hacen grandes cosas.” Ello no puede ser más cierto en Nicaragua donde el insigne poeta Rubén Darío expresó: “Si la patria es pequeña, uno grande la sueña”…

Gracias a todos ustedes, les deseo muchos éxitos y que sueñen en grande, espero regresar en cinco años y espero que podamos seguir con este tipo de éxitos.

Muchas gracias.

Centro de Convenciones Crowne Plaza, Nicaragua

Last updated: June 01, 2012

Share This Page